Después de un comienzo para el olvido, el argentino Nicolás Villalba había llegado a la semifinal del mundial de FIFA 19 para Playstation. Su rival, nada menos que un alemán cuyo seudónimo era MoAuba. Otra vez el fantasma de Alemania en un partido decisivo de la Copa del Mundo. Y otra vez la frustración de quedarse a las puertas del festejo.
Home   >   Noticias Del Casino   >   Un Argentino Casi Rey Del Fifa 19

Mundial de FIFA 19: otra vez la pesadilla alemana

David Preciado - 07-08-2019

Mundial de FIFA 19: otra vez la pesadilla alemana

Después de un comienzo para el olvido, el argentino Nicolás Villalba había llegado a la semifinal del mundial de FIFA 19 para Playstation. Su rival, nada menos que un alemán cuyo seudónimo era MoAuba. Otra vez el fantasma de Alemania en un partido decisivo de la Copa del Mundo. Y otra vez la frustración de quedarse a las puertas del festejo.

El camino a semifinales

Número uno del ranking en Playstation, Nicolás era favorito para quedarse con el lugar más alto del podio. Además, como el ave fénix, sabía resurgir de sus cenizas en los peores momentos. Venía de 3 derrotas y 2 triunfos en la primera fase del mundial, disputado en el O2 Arena de Londres. Se tambaleaba como un boxeador a punto de tirar la toalla. Sin embargo, ganó 5 a 2 los 2 partidos que le quedaban y se clasificó cuarto en su grupo.

En octavos de final, apabulló 7 a 2 al brasileño Zezizho en el global de los partidos de ida (2 a 2) y de vuelta (5 a 0). En cuartos de final, humilló 9 a 1 al danés Ustun (3 a 1 y 5 a 0). Y en semifinales le tocaba con el alemán MoAuba, a quien ya había derrotado 5 a 2 en el grupo C. ¡Estaba a 2 partidos de ganar 250 000 dólares!

La semifinal

Ya le había ganado a MoAuba, ¿qué podía salir mal? Bueno, el joven argentino no sabía que caería víctima del maleficio alemán en los mundiales. En el primer partido, MoAuba lo derrotó 4 a 1. En el segundo partido, Villalba puso las cosas 5 a 5 en el resultado global después de un cabezazo en el último minuto adicional. En el alargue no se sacaron ventaja así que, como es lógico, al empate le siguió una definición por penales. Desde los 12 pasos, ambos se mostraron tan nerviosos que malograron 4 de sus 5 disparos. Pero llegados al duelo de un penal-un penal, esta vez el alemán no falló.

Así, MoAuba clasificó a la final, donde enfrentó y venció al saudí Mossad Aldossary, el mejor con la Xbox. Lo más curioso es que debían intercambiar consolas para que cada uno jugara con el dispositivo al que menos estaba acostumbrado. El partido de ida terminó 1 a 1. En la vuelta, el alemán, miembro del equipo Werder Bremen, venció 2 a 1, resultado reñido que lo hizo ganador de la gran final. Curiosamente, en los reportajes, aseguró que no importaba tanto el desempeño en el año sino cómo se sentía el jugador ese fin de semana del mundial. Hasta cierto punto, coincide con la historia de los mundiales de fútbol tradicionales, en los que equipos de los que no se esperaba mucho se convierten en la gran sorpresa y, después del mundial, vuelven al bajo nivel previo.

El mundial de clubes

No todas son pálidas para el argentino. Como miembro del equipo King eSports, Nicolás Villalba se consagró campeón del Mundial de Clubes en febrero de este año. Junto a su compañero inglés Tekkz, el mejor jugador de Xbox en ese momento, recibió un premio de 40 000 dólares. Para lograrlo, vencieron a equipos como el Ajax y el Manchester City; y, en la final, 2 a 0 al Dijon.

Llegar a las máximas competencias mundiales no es nada sencillo, ya que compiten millones de personas. Basta tener el juego y una conexión a internet. Y, claro, una habilidad endiablada para acumular varios partidos ganados y los puntos correspondientes.

Fútbol virtual, fútbol real

Los eSports llegaron para quedarse. Mueven 1000 millones de dólares anuales. Existen ligas, transferencias de jugadores, contratos y apuestas deportivas en casinos online, además de espónsores para las camisetas de los jugadores. Incluso los torneos más importantes se juegan en estadios reales, con miles de hinchas que a la vez transmiten para millones de seguidores alrededor del mundo.

Si bien Argentina no es el mercado más importante de eSports, número 24 en ventas de videojuegos, fue anfitrión de la final regional de League of Legends en agosto de 2017. El torneo lo transmitió en vivo nada menos que ESPN+.

Por otro lado, Argentina consiguió un sorpresivo segundo puesto en el mundial de Counter Strike, en 2016. Quizás tantas horas en los antiguos cibercafés fueron una suerte de inferiores para muchos argentinos que ahora son padres de las estrellas actuales.

Con respecto a ligas locales, probablemente muchos se sorprendan con la existencia de una eSuperliga, en la que compiten los equipos reales, pero manejados por gamers. De hecho, el club River Plate fue el primero en contratar a un deportista de eSports, Franco Colagrossi, en 2017.