Home   >   Noticias Del Casino   >   Los Buques Casino De Buenos Aires Acuden A Tribunales

Casinos flotantes de Buenos Aires en el tribunal

David Preciado - 19-11-2019

El tribunal determina el futuro de los buques casinoSi dos buques casino amarrados en el puerto de Buenos Aires pueden continuar operando o no ahora depende de la Corte Suprema de Argentina. El gobierno de la capital ha presentado una queja en contra de la jurisdicción de apuestas flotante debido a que se vencen sus licencias en octubre de 2019.

La presentación establece que el contrato que mantienen los operadores flotantes vencieron a partir del 8 de octubre. Se solicitó una orden judicial inicial, que hubiera prohibido que las marcas siguieran con sus negocios, pero el Tribunal Nacional de Apelaciones no la otorgó.

Los dueños del operador son Nortia, que tienen un 50 % de participación, junto con HAPSA e Inverclub, que cada uno cuenta con un 25 % de participación. En su reprimenda del juicio, los propietarios reclamaron que un gran aumento fiscal y un subsiguiente cargo inesperado gravado tuvieron como resultado no cumplir con los compromisos contractuales. El tribunal acordó y rechazó la solicitud de suspender y desistir de las operaciones.

¿Una enmienda a la constitución?

El asunto ahora ha pasado al tribunal superior de Argentina. Aquí es donde se decidirá si el negocio de los buques continuará prestando sus servicios, junto con la posible enmienda de una disposición de la constitución de Buenos Aires.

Comienzos desfavorables

Cuando la Estrella de la Fortuna obtuvo primero su licencia en 1999, parecía destinada a tener un conflicto con Buenos Aires. Fue el primer casino embarcación en recibir autorización para operar, pero estaba en violación directa de la constitución de la ciudad, que prohibía las actividades de apuestas privadas dentro de sus límites. Sin embargo, el gobierno nacional otorgó el permiso de todas formas, reclamando que la embarcación no estaba técnicamente en tierra de Buenos Aires.

Hace solo siete años, una segunda embarcación también obtuvo permiso y una vez más la ciudad intentó desafiar el proceso. Esto se consideró una prioridad, especialmente porque no pudieron recaudar impuestos en las actividades de apuestas, pero Buenos Aires también perdió esta batalla.

Mauricio Macri comenzó su presidencia en Argentina en 2016 y aumentó los cargos de operación de los casinos de un 20 % a un 30 %. También autorizó el cambio de la jurisdicción de apuestas en las embarcaciones al gobierno de la ciudad y comenzó a cobrar un 12 % de impuestos a los ingresos brutos en todas sus actividades.

Estrella de la Fortuna presentó una demanda en contra de los gabinetes nacionales y de la ciudad, afirmando que estos nuevos impuestos implicaron una extensión automática a su contrato. En abril, un juez estuvo de acuerdo y suspendió la fecha de vencimiento del contrato, y llevó la situación a la que se encuentra ahora, con el asunto a ser revisado en el Tribunal Superior.