Los e-sports siguen pisando fuerte en el mundo, solo que esta vez el estruendo llegó también a los principales diarios argentinos. La razón tiene nombre y apellido, Thiago Lapp, un adolescente que con solamente 13 años se hizo acreedor de 900 000 dólares por alcanzar el quinto puesto en el mundial del Fortnite, uno de los videojuegos más populares del momento.
Home   >   Noticias Del Casino   >   El Chico Del Millon En Fortnite

Un argentino la rompe en el Fortnite

David Preciado - 06-08-2019

Un argentino la rompe en el FortniteLos e-sports siguen pisando fuerte en el mundo, solo que esta vez el estruendo llegó también a los principales diarios argentinos. La razón tiene nombre y apellido, Thiago Lapp, un adolescente que con solamente 13 años se hizo acreedor de 900 000 dólares por alcanzar el quinto puesto en el mundial del Fortnite, uno de los videojuegos más populares del momento.

De qué se trata el juego

En la modalidad del mundial, 100 jugadores aparecen en una isla, donde tienen que ir eliminándose hasta que solamente quede uno, el ganador. Para lograrlo, cuentan con la ayuda de distintas armas desperdigadas por el lugar. Además, pueden crear estructuras de defensa, como trincheras o trampas. Quien tenga una mejor estrategia y una puntería bien calibrada, será el último en quedar en pie. El torneo también cuenta con una competencia en pareja y un modo creativo.

La magnitud de la proeza

Fue muy emocionante ver a Thiago llorando, abrazado a su padre. Al fin y al cabo es un niño. Y además de la sorpresa por su juventud, el alcance del logro conseguido por el tigrense se agiganta si tenemos en cuenta que los 4 primeros jugadores son estadounidenses. Es que los norteamericanos están muy avanzados en la profesionalización de los e-sports, a diferencia de los países latinoamericanos, donde el proceso está en pañales.

Para que quede clara la importancia de este torneo entre los 100 mejores jugadores disputado en Nueva York, basta decir que el ganador, Kyle "Bugha" Giersdorf, se llevó 3 millones de dólares. ¡La cifra supera incluso lo que ganó Novak Djokovic por levantar el trofeo de Wimbledon!

Profesionales de los e-sports

Quien crea que Thiago Lapp llegó al quinto lugar del mundo jugando Fortnite los fines de semana, cuando los padres se lo permitían, mientras tomaba gaseosa y comía papas fritas, está muy equivocado. El joven argentino tiene hasta entrenador. Es la única manera de llegar a la élite mundial. ¿Alguien se imagina un jugador del Barcelona que no vaya a los entrenamientos? Bueno, lo mismo sucede con los e-sports, primos de los juegos de casino online, que buscan el reconocimiento como deporte profesional.

Francisco Postiglione, que es el nombre del entrenador de Thiago, declaró en una entrevista para la CNN: "Thiago es un chico de 13 años, un prodigio totalmente en los videojuegos. Yo no ficho jugadores tan chicos, porque les tengo una exigencia a los jugadores (...). Si bien respetamos la escuela y todo eso, tenemos una serie de bases y condiciones que hacen que el jugador mejore. Hacemos bootcamps, que son viajes al exterior a servidores de afuera que mejoran al jugador, como hacen en Estados Unidos y Europa". Para quien se imagine a un entrenador canoso, surcado por arrugas de experiencia, se sorprenderá por el hecho de que Postiglione tiene apenas 22 años.

Llamado presidencial

Fue tal la repercusión del quinto puesto, que al joven le llegó un llamado de Mauricio Macri, el presidente argentino. En la conversación, Thiago Lapp le contó que había tenido que jugar contra 3000 competidores para llegar al mundial. También, que el festejo que elige cuando mata a alguien en el Fortnite es uno en que el personaje se ríe. Por supuesto, no faltó la pregunta del presidente sobre cómo compatibiliza el chico la escuela con el juego. Thiago respondió: "Voy al colegio y después juego".

Los protagonistas, en primera persona

En declaraciones al diario Clarín, el joven de Tigre dijo: "La primera vez que jugué al Fortnite fue en noviembre del año pasado, creo". Mariano Marcos, kinesiólogo, explicó cómo el entrenamiento físico también es una parte importante del proceso, ya que los jugadores como Thiago Lapp entrenan entre 5 y 8 horas diarias: "Todas estas cuerdas que hay desde la cervical hasta el diafragma y más están todo el tiempo contraídas; tenemos que estirarlas. Eso requiere una mano externa que ayude un poco a eso. Cada hora, mínimo, deben hacer una serie de ejercicios. Cada jugador tiene una tarea específica, porque no todos los cuerpos son iguales, tienen posturas distintas".

Por otro lado, la nutricionista Romina Devoto agregó que "siempre está bueno que se mantengan nutridos todo el día e hidratados también, porque uno se olvida de tomar. Estaría bueno que todos tengan su botellita al lado y logren llegar a, mínimo, 2 litros por día".

Impuestos

No todas son buenas noticias para el acreedor del quinto lugar. Expertos en temas tributarios anticiparon que a esos 900 000 dólares ganados les va a caer una primera guillotina impositiva del 30 % en Estados Unidos. Si Thiago Lapp y su familia deciden ingresar ese dinero a Argentina, tendrían que pagar un 5 % más en concepto de ganancias. De todas formas, como el chico argentino juega para un equipo, es probable que reparta el dinero entre todos los integrantes.