La caída estrepitosa de las acciones de empresas argentinas después de las PASO del 11 de agosto afectó también a la multinacional Codere, que ahora intenta controlar los daños en una semana en apariencia más tranquila.
Home   >   Noticias Del Casino   >   Codere En Problemas Por Crisis Argentina

Las acciones de Codere cayeron después de las PASO

David Preciado - 23-08-2019

CodereDesde su fundación en 1980, Codere, la empresa española de juego online, casinos, hipódromos, tragamonedas y bingos, expandió su presencia a Italia, Panamá, Colombia, Uruguay, México y Argentina. Este crecimiento la volvió una multinacional de peso en la industria, al punto de que un cuarto de sus ingresos son fruto de sus actividades en Argentina. Por esa razón, la caída de acciones y bonos de empresas argentinas después de las elecciones del 11 de agosto de 2019 resultó un golpe especialmente duro para esta empresa que estaba en pleno crecimiento.

Dos días antes de las elecciones

El viernes 9 de agosto, los activos bursátiles más importantes de Argentina experimentaron una fuerte alza. Después de conocerse un puñado de encuestas que mostraban una paridad entre Mauricio Macri, postulante a la reelección presidencial, y Alberto Fernández, opositor, el clima fue de euforia, ya que ese resultado permitía proyectar una victoria del oficialismo en octubre.

El Merval subió 7,8 % y, como para muestra basta un botón, la cementera Loma Negra llegó a un incremento del 11,1 %. En este caso, la especulación era que un nuevo gobierno de Mauricio Macri seguiría impulsando la obra pública y, en consecuencia, maximizaría el rendimiento de las empresas que venden materiales de construcción.

Como ya es de público conocimiento, el resultado del 11 de agosto fue opuesto al que pronosticaban las encuestadoras, con una victoria 47 % a 32 % del tándem Alberto Fernández-Cristina Kirchner. La suma de un resultado inesperado para los mercados, y de la reacción tardía del gobierno, provocó que sucediera lo ya referido, una caída estrepitosa de activos. Ahora la expectativa era la de un gobierno menos amigable con los mercados, en un contexto de depresión económica, inflación alta y precio volátil del dólar.

El lunes negro

Horas antes de que abriera el mercado en Argentina, todos los brókers habían visto el tsunami en Europa. Las acciones de Codere cayeron 39 centavos, de 3,64 euros a 3,25. Fue el peor resultado de la operadora desde que reestructuró su balance en 2016. Es que la suba del riesgo país volvió virtualmente imposible pensar en refinanciamientos o un aumento del capital.

Justo a las acciones de Codere, la bolsa de Buenos Aires cayó un 37 %, el Banco Central aumentó de 53 % a 74 % la tasa de referencia, y el peso se devaluó un 32 %. En Wall Street, el Grupo Financiero Galicia, a cargo de una de las redes de bancos más grande de Argentina, se desplomó más del 50 %.

Los días siguientes

Con el correr de los días, el Banco Central utilizó reservas para contener el precio del dólar, que llegó a costar $63 para posicionarse, finalmente, en una banda entre 57 y 60 pesos argentinos. Esto a pesar de las señales que envió Alberto Fernández a los mercados. También lo hicieron distintos economistas, candidatos a conducir el Palacio de Hacienda si gana en octubre la fórmula del Frente de Todos.

El lunes 19 de agosto, pese a que regía un feriado nacional, las acciones y bonos argentinos en Wall Street volvieron a caer más del 15 %. De nada valió el recambio del ministro Nicolás Dujovne por Hernán Lacunza, que hasta ese momento se desempeñaba como ministro de economía del gobierno de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires.

El martes 20 de agosto, la bolsa porteña cayó un 10 % como consecuencia de lo sucedido el día anterior en Wall Street. También lo hicieron bonos como el Bonar 2024, que se desplomó un 8,6 % ante la posibilidad de default y de reestructuración de la deuda argentina.

Actualidad de Codere

Para Codere, el mercado argentino es el segundo en importancia en Latinoamérica después de México. Si bien portavoces de la empresa aseguraron que la volatilidad en Argentina no tiene una gran influencia sobre el negocio real, lo cierto es que las acciones de la multinacional del juego están en 3,34 euros, un 3,89 % más que el día anterior pero mucho menos que el pico del viernes antes de las elecciones.

La empresa ya había sufrido un golpe con la prohibición de fumar en sus establecimientos y, después, con los controles de capitales ejercidos por el gobierno de Cristina Kirchner. Con un riesgo país tan elevado, y la posibilidad de que el Peronismo vuelva al poder, Codere y la industria del juego, en general, no parecen pasar por sus mejores días.